La Respuesta Es Sí. Joe Biden Y Un Clima Diferente

The Answer Is Yes. Joe Biden and a Different Weather

© 2021 by Alice Walker

When I was a child my parents were determined not to raise racists. The whole of black southern culture was with them.  Racism was recognized as a deformity of spirit and soul, as well as a passion that roused in whoever was afflicted the most hideous ugliness. Foaming at the mouth was one of the descriptions of white racists who were sometimes witnessed in this demented state.

We were taught to live in the midst of racists as if they were weather.  And then, during the Civil Rights Movement and later, as if we deserved strong houses and good umbrellas.

The child above, so precious, so us, is one we do not wish to lose to racist beliefs, racist thoughts, racist actions.  And so we say to him: Yes, beloved little one, the big bad racist white man is gone from the White House – which we must paint rainbow colors someday -; starving children to death in Yemen and keeping some in cages in the US, and attempting to grind Cuban dignity into the dirt as he leaves, but hope has arrived on the horizon.  We, just hours ago, have witnessed a changing of the guard in our country, and another white man, Joe Biden, has spoken well of his intentions and his heart.  That he has a heart. That he has rainbow friends who respect and love him.  That he married someone who trained to be of positive use. That he has suffered and gained the equanimity suffering can sometimes bring.  That he believes we can do better in all ways. That he can see us.  That we can work together in a time when fear, more than anything else, divides us. That Kamala Harris backs him up and also has her own vision. It is effort we will hope for, determination and resolve. What perfection we achieve will be in the seriousness with which we honor our vows of commitment to those who will follow us.

Above all, beloved little one, we must remove the fear from your eyes, even as the truth of you -after centuries of bad weather – makes us smile.

 

*** January 20, 2021 ***

 

 

Foto De Un Penquño Niño Negro Que Parece Asustado De Que Trump No Se Haya Ido ¡Aún!

 

La Respuesta Es Sí. Joe Biden Y Un Clima Diferente
© 2021 Alice Walker

Cuando era una niña, mis padres estaban decididos a no criar racistas. Toda la cultura negra del sur estaba con ellos. El racismo se consideraba como una deformidad del espíritu y el alma, así como una pasión que surgía en cualquiera a quien hubieran infligido la más horrible violencia. Espumajear por la boca era una de las descripciones de racistas blancos que habían sido presenciados a veces en este estado demente.

Nos enseñaron a vivir en medio de racistas como si fueran el estado del tiempo. Y luego, durante el Movimiento por los Derechos Civiles y más tarde, como si mereciéramos casas sólidas y buenas sombrillas.

El niño de la foto, tan querido, tan de nosotros, es uno al que no deseamos que se pierda en las creencias racistas, las ideas racistas, los actos racistas. Y por eso le decimos: sí, niño amado, el gran racista malo hombre blanco se ha ido de la Casa Blanca ­que algún día deberemos pintar con los colores del arco iris­; haciendo morir de hambre a niños en Yemen y manteniendo algunos en cárceles en los EE.UU. e intentando deshacer la dignidad cubana en el polvo, mientras se marcha, pero la esperanza ha llegado al horizonte. Nosotros, sólo hace unas horas, hemos presenciado un cambio de guardia en nuestro país, y otro hombre blanco, Joe Biden, ha hablado bien de sus intenciones y su corazón. Que tiene un corazón. Que tiene amigos de los colores del arco iris que lo respetan y quieren. Que se casó con alguien que estudió para ser de un uso benéfico. Que ha sufrido y conseguido la ecuanimidad que el sufrimiento en ocasiones puede traer. Que cree que podemos hacer mejores cosas en todas direcciones. Que puede vernos. Que podemos trabajar unidos en un momento en que el miedo, más que cualquier otra cosa, nos divide. Que Kamala Harris lo apoya y también tiene su propia visión. Tenemos esperanza en el esfuerzo, en la determinación y la resolución. El grado de perfección que consigamos estará en la seriedad con que cumplamos nuestras promesas de compromiso con los que nos seguirán.

Sobre todo, amado niño, debemos eliminar el miedo de tus ojos, incluso si la verdad que eres tú ­después de siglos de mal tiempo­ nos hace sonreír.

 

***20 De Enero De 2021***

Archives